5 malas señales que deben de alejarte de comprar un auto usado | El Universal – El Universal

Si tomaste la decisión de querer comprar un auto usado para no tener que desembolsar tanto dinero con una situación económica como la que se vive actualmente, estamos seguros de que fue una elección inteligente. Sin embargo, el verdadero reto es el proceso de compra, pues no siempre se encuentra lo que se desea. 

Es importante aclarar que el auto usado perfecto no siempre es el más barato. Puede que tenga problemas mecánicos importantes, documentación incompleta, detalles estéticos muy notorios y un buen número más de problemas que serán costeados de tus bolsillos. 

Siempre ten en mente lo siguiente al comprar un auto usado: busca un auto con el que te sientas cómodo y no se pase de tu presupuesto inicial. Aquí te daremos 5 “señales de alerta” que debes evitar cuando estés por comprar un vehículo seminuevo. 

¿Qué señales deben alejarme si voy a comprar un auto usado?

maxresdefault_0.jpg

5. Carrocería desalineada 

Partes del exterior que no sigan sus líneas naturales de diseño son de los desperfectos más comunes en los autos usados, no obstante, muchos vendedores tratarán de disfrazarlo como un “error menor”, cuando pueden estar escondiendo grandes problemas. 

Por ejemplo, un panel mal desalineado podría ser indicativo de un accidente mayor, con afectaciones en el chasis del auto y componentes mecánicos importantes. 

Siempre revisa que los contornos de las puertas, marcos, cajuela y cofre estén alineados como debe de ser y que no muestren espacios irregulares. 

También lee: Safety Car de la F1 se une a la batalla contra la discriminación

car_x2.jpg

4.Interiores en mal estado 
Usualmente, toda persona que esté por vender su auto, le dará un detallado interior para hacerlo lucir bien, pero debes de fijarte en los pequeños detalles que indican mucho del uso que le dieron al coche. 

Primero, revisa que no haya rasgaduras o daños grandes en las vestiduras, pues será caro de reparar. Luego, checa el piso del auto, especialmente si la alfombra tiene una especie de mancha o decoloración que indique una posible inundación. 

De encontrar manchas de inundación en el piso, es muy probable que el auto en cuestión tenga serios problemas eléctricos

usedcardealer1_0.jpg

3. Presión por vender el coche 

Si el dueño del auto usado que estás por comprar tiene una inexplicable precipitación por vender el coche a toda costa, es posible que solamente esté buscando deshacerse de un problema antes de que sea demasiado tarde. De igual manera, aléjate de aquellos vendedores que usen técnicas de negociación agresivas. 

Recuerda, el comprador siempre tiene la última palabra y debe de ser el rey de la negociación. Investiga en sitios web de autos usados el precio promedio por un coche similar al que estás por comprar y, de preferencia, busca agencias de autos seminuevos oficiales.

También lee: AC Cobra regresa, pero ahora es eléctrico

car_lights.jpg

2. Testigos del tablero prendidos 

Una luz de advertencia es la ventana al interior del auto, pues nos indica qué está bien y qué no funciona por más que lo quiera ocultar el vendedor. Algunas veces, la persona que venderá su coche trata de justificar una luz de “check engine” con desgaste natural, pero no debería de funcionar de esa manera. 

Si es posible, lleva contigo un mecánico de confianza que disponga de un lector OBD, para conectarse al puerto del automóvil e indagar a fondo todas las advertencias de malfuncionamiento y sus motivos. 

Siempre confía en los expertos, y si el mecánico te recomienda no comprarlo porque serán reparaciones costosas, no te aferres a un solo coche, pues seguro encontrarás ofertas similares en algún momento. 

what_does_white_smoke_from_the_car_exhaust_mean_395_orig.jpg

1 . Humo por el escape

Primero, debemos de entender los diferentes tipos de humo que pueden salir por el escape al momento de revisar un auto seminuevo en el que estamos interesados. 
Si es una ligera nube de vapor blanca al encender el coche, es normal, pues es el resultado de la condensación y no es motivo de pánico. Sin embargo, si manejamos y después de un buen rato sigue lanzando este tipo de humo, puede ser señal de una fuga de agua a la cámara de combustión, indicando daño en la cabeza de los cilindros o juntas rotas, algo que sería caro de reparar. 

Si el humo es negro, estamos ante un auto que tiene una mezcla estequiométrica con irregularidades en el oxígeno, así que el filtro de aire, sensores y cuerpo de admisión podrían tener un problema. 

El peor de los casos será cuando notemos humo azul, pues es un claro indicativo de fugas de aceite al interior de la cámara de combustión, lo que necesitará una fuerte cantidad de dinero y piezas para ser reparado en su totalidad.