5 trucos baratos para enfriar una casa sin aire acondicionado – Hipertextual

Llega el verano y con ello el aumento importante del uso del aire acondicionado, especialmente en zonas geográficas donde las temperaturas aumentan a más de 30 grados centígrados. Y no se diga cuando llegan las —lamentablemente cada vez más habituales— olas de calor. En consecuencia hay aumento significativo de la factura por electricidad. Por ese motivo, o por temas de salud, muchas personas intentan prescindir de aire acondicionado y buscar alternativas para enfriar la casa.

A continuación te presentamos una serie de consejos y trucos para conseguirlo y hacer un poco más llevadero los calurosos veranos que atravesamos:

1. Bajar persianas y cerrar cortinas

La regla fundamental es: bajar las persianas y cerrar cortinas durante el día y abrirlas durante la noche. Si logramos que los fuertes rayos del sol veraniegos no entren a casa, la temperatura ambiente inevitablemente bajará.

Aunque suene irónico mantener la casa a oscuras en pleno verano, es la mejor forma de estar unos 5 grados dentro de casa en comparación a la temperatura en el exterior.

Luego en la noche, una vez que el sol haya bajado, abrir las persianas y cortinas. Durante la madrugada inclusive, circula aire más frio, que se agradece.

2. Usar aparatos que hagan circular el aire, no que lo empujen

Encender el ventilador no tiene efecto alguno sobre la temperatura ambiente dentro de la casa. Simplemente empuja el aire que ya estaba caliente.

Pero hay aparatos que ayudan a circular el aire más frio que está cerca del suelo y hacer que circule por toda una habitación. Nuestra recomendación son los Vornado, que cumplen exactamente esta función.

VornadoVornado

En nuestra experiencia, un espacio donde hay un Vornado —colocado de forma adecuada— puede tener una temperatura de entre 4 y 6 grados menos que en el exterior.

Para que funcione bien, se debe colocar el aparato en la esquina de una habitación donde siempre haya sombra y el sol nunca pegue directamente y apuntar el flujo del aire a la esquina superior del lado contrario.

El efecto de una sensación térmica más baja, ayuda bastante a sobrellevar días especialmente calurosos. Los Vornado tienen un consumo de energía muy bajo y se pueden comprar por menos de 150€.

3. Mantener apagado los electrodomésticos

Mientras más electrodomésticos estén encendidos dentro de una casa, más calor generan. Por lo tanto, la recomendación general es intentar mantenerlos apagados en la medida de lo posible.

Esto es especialmente importante en aquellos que consumen mucha electricidad como el lavavajillas o que generan mucho calor como el horno. Es preferible usarlos durante la noche.

Enfriar la casaEnfriar la casa

4. Corrientes de aire natural en la noche

Otra forma efectiva de bajar la temperatura ambiente y la sensación térmica dentro de casa es permitir corrientes naturales de aire durante la noche. Las ventanas donde sale el aire abrirlas por completo y las que entra el aire, abrirlas menos de la mitad.

Aquellas personas que viven en casas con patios interiores, por ejemplo, pueden aprovechar que el aire en aquellas zonas suelen ser de menor temperatura y así enfriar la casa.

Pero es importante hacerlo durante la noche, cuando la temperatura ambiente es menor que el día, caso contrario, sólo conseguiremos que la casa vuelva a estar tan calurosa como en el exterior.

5. Sistemas de evaporación como Cold Pot

Cold Pot es un aparato que intenta enfriar una habitación por medio del proceso de evaporación usando el principio del botijo del que se habló bastante hace unos cinco años. Recientemente se han popularizado dispositivos similares en Amazon, que además son más portables.

Su funcionamiento es simple: un recipiente guarda hasta dos litros de agua que se evapora poco a poco, ya que es poroso, enfriándose en el proceso. Dentro hay un ventilador que a su vez está en un tubo de aluminio que siempre está en contacto con el líquido.

El ventilador impulsa el agua evaporada hacia arriba, haciendo que el ambiente baje de temperatura. Es básicamente el mismo principio de agua evaporada y ventiladores muy popular en terrazas en todo España.

Su creador asegura que se puede descender la temperatura de una habitación entre 8 a 10 grados. En la práctica baja, pero no tanto. Se recomienda usarlo, pero no todo el día.

Lo bueno de sistemas de este tipo es que son baratos, y en épocas de calor intenso, cualquier cosa ayuda a enfriar la casa un poco más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *