Bancos reducen tasas de hipotecas en la era covid-19 – Milenio

En medio de la crisis económica que provocó la emergencia sanitaria del covid-19, los bancos en México se encaminan a una competencia de tasas de interés en el segmento hipotecario, a fin de captar un mayor número de clientes que tienen solvencia y buscan tener una vivienda a un mejor precio.   

Ayer BBVA México anunció una reducción en su tasa de interés para créditos hipotecarios de 10.40 a 7.90 por ciento. El anuncio lo hizo un día después de que Santander México redujo ese indicador a 7.75 por ciento desde 7.99, la más baja del mercado hasta ahora, en un entorno en el que la reducción de la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) beneficia una tendencia también a la baja en el costo de los productos bancarios.   

La tasa anunciada por estos bancos están por debajo del promedio registrado por el Banxico en mayo pasado, que fue de 10.16 por ciento. 

Otros bancos que también ofrecen tasas por debajo de ese nivel son Banorte, Citibanamex, Scotiabank, HSBC, Banregio, Afirme y Bx+. 

Javier Romero, director general y fundador de Hausy.mx, plataforma de asesoría en la compra de vivienda, indicó que luego de años en que la tasa de fondeo del Banxico estuvo en 8.50 por ciento, ésta se redujo hasta 5 por ciento, lo que presenta una buena oportunidad para quienes buscan un mejor precio para adquirir un inmueble.   

“La respuesta del Banco de México de bajar las tasas es muy común y normal cuando la perspectiva de la economía está afectada. Lo que hace al bajar las tasas es estimular que más gente quiera comprar. En el caso de las viviendas esto hace más atractivo y tiene un buen impacto porque hay aumento en la construcción, lo que genera empleos y la economía en general se beneficia”, dijo en entrevista. 

Aunque hay bancos que no han hecho anuncios oficiales de reducir su tasa de interés, de los 12 monitoreados, nueve están por debajo de 10 por ciento. 

Desde el colapso financiero global de 2008 y 2009, causado por la crisis hipotecaria, el promedio de la tasa crediticia para comprar vivienda bajó considerablemente.   

“(La reducción) representa una gran oportunidad para aquellos que tienen el perfil económico adecuado para tener una hipoteca de largo plazo. Nos estamos enfrentando a un panorama de pandemia complicado hacia adelante para todas las familias, pero hay quienes están a salvo y para ellos en particular la oportunidad de tener una hipoteca a estas tasas se vuelve muy atractiva”, aseguró Javier Romero.   

“Posiblemente las tasas en hipotecas continúen bajando, no me sorprendería que lleguen a 6 por ciento”.

PANORAMA   

Durante 2019 la banca hipotecaria creció en términos reales 3 por ciento, mientras que el número de créditos se contrajo 6 por ciento y se prevé que este año, tras la pandemia, la colocación sea débil. 

“Sin familias buscando vivienda y con la desaparición de empleos que se avecina será aún menor la búsqueda de vivienda nueva y, por tanto, menos espacio para la edificación residencial”, anticipó BBVA México en su informe Situación Inmobiliaria del primer semestre del año. 

Pese al panorama, los bancos que anunciaron reducciones en sus tasas hipotecarias mantienen una buena perspectiva. BBVA prevé colocar 18 mil hipotecas para cierre de año, además de invertir 23 mil millones de pesos en el sector inmobiliario. 

Antonio Artigues, director ejecutivo de banca de particulares de Santander México, aseguró que prevén apoyar a 10 mil familias entre julio y diciembre.    

Paulina Prieto, directora ejecutiva de Crédito Hipotecario y Automotriz en Scotiabank, indicó que ellos prevén colocar entre mil 800 y 2 mil hipotecas, y aseguró que es un “extraordinario momento” para comprar una casa, pues el mercado hipotecario es resiliente y se adapta a la coyuntura que enfrenta el país. 

De acuerdo con el último índice de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el precio de las viviendas con crédito hipotecario aumentó 7 por ciento en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019.

De enero a marzo, a escala nacional, el precio promedio de una vivienda fue de un millón 140 mil pesos y el precio mediano de 660 mil pesos. En la Zona Metropolitana el precio aumentó 5.7 por ciento; en Guadalajara, 9.4, y en Monterrey, 7.6 por ciento.

EN CIFRAS

25% de las compras de vivienda se realizaron por un monto igual o menor a 468 mil 910 pesos en el inicio de año.

660,000 fue el precio promedio que se pagó por la vivienda, lo que significa que la mitad de las operaciones en el mercado estuvieron por debajo de ese monto.