Covid-19 detona interés de pymes por el comercio electrónico – Forbes México

La llegada de la pandemia del Covid-19 aceleró la adopción de las ventas en línea de grandes compañías, pero también de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en México.

Dos de cada 10 pymes que vende hoy en línea lo hizo a causa de la cuarentena, señalan los datos de una encuesta realizada por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) y la compañía GS1.

“El Covid-19 se convirtió en el principal detonador de la transformación digital de las pymes, así como el acelerador de su entrada al mundo del comercio electrónico y plataformas digitales”, mencionó Gerardo Brehm Sordo, director de Marketing y Relaciones Institucionales de GS1 México, en la presentación de los resultados de la encuesta.

“Dentro de la nueva normalidad, el e-commerce impulsará su posicionamiento, alcance geográfico de sus productos, resonancia y amplitud de sus contenidos, conexión emocional con el consumidor y omnicanalidad de su estrategia comercial. Sin duda ser una pequeña y mediana empresa es sinónimo de resiliencia y adaptabilidad“.

Actualmente, 6 de cada 10 pymes venden por internet, lo que representa un crecimiento del 94.6% contra el año pasado, señala el estudio “Venta online en pymes 2020”.

La encuesta consultó por correo electrónico a 377 empresas fabricantes con una facturación anual menor a los 50 millones de pesos del 18 de mayo al 6 de junio de este año. También se consideró a 12 directivos o dueños de empresas fabricantes de GS1 México del ramo de cuidado del hogar, bebidas alcohólicas, alimentos y bebidas, y textil.

Lee también: El 54% de pymes mexicanas busca exportar productos con ayuda del e-commerce

A causa del Covid-19, estas empresas visualizan una gran incertidumbre a nivel mundial, pues aún no saben a ciencia cierta lo que puede pasar en los meses futuros, así que consideran que esta época será un parteaguas en su forma de trabajar y hacer negocios; sin embargo, tendrán que adaptarse a lo que venga y continuar trabajando en medida de lo posible, aún con las posibles crisis a las que se tendrán que enfrentar.

Por ello, la implementación de la venta en línea para aquellas empresas que aún tienen un modelo tradicional es una de sus principales prioridades a corto plazo. Para aquellas que ya vendían en línea, reconocen que deben fortalecer este canal desde la venta como en la estrategia de comunicación.

En este sentido, estas empresas conocen la importancia del uso de redes sociales para publicitar su producto, atraer clientes y desencadenar posibles compras.

Las empresas que no aún venden por este canal consideran que los costos logísticos en México son muy altos e incluso superan el costo del producto, por lo que les resulta menos rentable; que las plataformas de venta en línea les cobran comisiones de venta muy altas; desconocen el uso de las plataformas, lo cual trae desconfianza, y en el caso de los alimentos perecederos, las plataformas no les permiten comercializar su producto, pues las logística requiere entregas al día siguiente.

Previo a la emergencia sanitaria, sólo el 18.3% de las pymes reportaba que el canal online constituía más del 31% de sus ventas totales. Ahora, el 31.5% considera que, tras la pandemia, el canal online representará más del 31% de la totalidad de sus ventas, lo cual refleja la importancia que el comercio electrónico ha cobrado y el impacto que tendrá de ahora en adelante para estos negocios.

“De lado del consumidor sí ha sido una transformación para ellos, ya que muchos fueron forzados a comprar en línea por cierre de puntos físicos. Tenemos a personas que nunca habían comprado por este canal y esta experiencia les demostró que las barreras de seguridad no eran vulnerables”, dijo Daniela Orozco, jefa de investigación de AMVO en conferencia de prensa.

Crecimos bastante la percepción del consumidor y las compras en internet ya no se ven para aprovechar el descuento o un producto en específico y ahora no solo adquiere las categorías tradicionales como electrónicos moda, videojuegos, también vemos categorías nuevas desde alimentos, bebidas, productos infantiles, deportes”, agregó.

No te pierdas: Ante pandemia, 7 de cada 10 consumidores se sienten seguros comprando en internet

Impactos por Covid-19

Derivado de la situación actual que viven las empresas por Covid-19, el 83% de las pymes declara que las ventas en general se han visto afectadas de manera significativa; sin embargo, las ventas online les están permitiendo aumentar su número de clientes y vender sus productos.

A pesar de no lograr igualar las ventas que regularmente tenían, la venta en línea les está permitiendo subsistir: el 59% asegura haber experimentado un crecimiento en ventas online.

Bajo este panorama, las pymes han buscado implementar acciones para recortar gastos, a fin de cubrir únicamente lo necesario y de esta forma su principal preocupación es el pago de sueldos; además, buscan utilizar tiempo para aprender nuevas cosas que les permita mejorar como empresa, sobre todo en cuestiones digitales.

“Entre las necesidades que mencionan las pymes para disminuir el impacto del Covid-19 en sus empresas, destacan el apoyo para generar más relaciones comerciales con otras empresas; la capacitación para vender en línea; el apoyo para pago a proveedores y sueldos, así como la capacitación sobre temas de marketing, finanzas y manejo de inventarios”, comentó Pierre-Claude Blaise, director general de la AMVO.

Otros de los principales problemas financieros que han tenido la mayoría de las pymes son el flujo de efectivo (73.2%) y retrasos en el pago de los clientes (63.1%). En contraparte, han experimentado algunas facilidades como la flexibilidad en el pago de deudas o créditos (46%) y la solicitud de préstamos o créditos adicionales (43%).

Con información de Sheila Sánchez