¿Era el momento idóneo para poner tope a las tasas de interés de las tarjetas? – Periódico La República (Costa Rica)

Medida ha afectado a 110 mil usuarios a quienes entidades suspendieron el crédito

La entrada en vigencia del tope a las tasas de interés de las tarjetas de crédito, el pasado 20 de junio, genera el debate en torno a si era o no el momento adecuado para que empezara a regir.

Sectores consideran que se debió esperar a que mejorara la economía y otros a que entró en el tiempo justo para poner orden, de una vez por todas, al tema.

Lo cierto es que en los primeros 15 días de la entrada en vigor de la ley, 110 mil usuarios de tarjetas ya se han visto afectados con la suspensión del crédito.

Quienes adversan la entrada en vigor advierten justamente que significaría la exclusión del crédito de una parte de la población en momentos en que muchos experimentan problemas para satisfacer sus necesidades básicas, ante la falta de ingresos por la reducción de la jornada laboral o el congelamiento de plazas de trabajo.


Lea más: «Prácticas deben cambiarse tanto en entidades como clientes por tope a tasas de interés»: Oficina del Consumidor Financiero

«Sin duda alguna va a limitar el acceso al crédito de los sectores más riesgosos, los cuales probablemente verán más deteriorada su capacidad de pago y por ende quedarían excluidos del crédito», advertía Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos antes de aprobarse el proyecto.

Además, se plantea que la medida afectará la recaudación de la hacienda pública, al perderse la retención de los impuestos sobre el Valor Agregado y de Renta que se hacían en esas tarjetas.

Por el otro lado, surge el argumento de que no se podía esperar más para poner límites a los intereses.

“Es momento de frenar el abuso de las tasas que se dan en los préstamos y tarjetas de crédito. Están aprovechándose de la necesidad de los costarricenses para ahogarlos con tasas irresponsables y desproporcionadas”, dijo en su momento María Vita Monge, diputada de la Unidad.

En esa línea, una investigación del Ministerio de Economía encontró que de los 278 tipos de tarjetas de crédito en colones, un 70% tenía una tasa de interés por encima de los nuevos porcentajes máximos anunciados recientemente por el Banco Central.

Tras la entrada en vigencia de la ley, el Banco Central fijó los porcentajes máximos de interés en 37,69% y 30,36% para créditos en colones y dólares respectivamente.


Lea más: «A partir de septiembre, clientes del BAC desvinculados no podrán usar su tarjeta»: Director Ejecutivo de la Oficina del Consumidor Financiero

A su vez, las estableció en 53,18 % y 42,99% para microcréditos en moneda nacional y estadounidense respectivamente.

En reacción el BAC acordó prescindir de casi 188 mil tarjetas de crédito a 80 mil clientes y Promerica desvincular, en los próximos días, a unos 30 mil clientes que dejarán de ser vistos como “idóneos”.

Las disposiciones acordadas por los bancos no dan posibilidades reales de reclamo de los usuarios, pues están en toda su potestad al tratarse de una relación comercial al igual que cualquier otra, considera Danilo Montero, director ejecutivo de la Oficina del Consumidor Financiero.


Situación previa


Así se comportaban las tasas de interés en tarjetas al 30 abril, de los 278 tipos en
colones y 265 en dólares (datos de rango en porcentaje de tasas de interés investigadas por Ministerio de
Economía).

En colones

Rango Cantidad
19-29 27
30-39 56
40-50 195

En dólares

Rango Cantidad
18-29 73
30-38 192