Mazda se rinde a la sobrealimentación en su compacto y estrena el Mazda3 Turbo, con 230 CV y tracción total – Motorpasión

El esperado motor turbo llega al Mazda3: la marca nipona acaba de desvelar los primeros detalles de la que será la variante de mayor entrega de su compacto Mazda3, que viene equipado con un propulsor gasolina turboalimentado de 230 CV transmitiendo toda su fuerza a las cuatro ruedas.

Toda una declaración de intenciones teniendo en cuenta que Mazda ha apostado por bloques atmosféricos en sus modelos más pequeños. Por el momento, se ha lanzado en el mercado mexicano.

Este propulsor SKYACTIV-G 2.5 Turbo es el mismo que montan modelos como el Mazda CX-5, el Mazda 6 o el gran SUV CX-9 que no se comercializa en Europa. No obstante, el Mazda3 sólo contaba hasta la fecha con motores gasolina atmosféricos, dejando la turboalimentación para su bloque diésel. Sólo el Mazda3 TCR, la versión de competición del compacto desvelada a finales del año pasado y que llega hasta los 355 CV, montaba un propulsor turbo.

Y es que Mazda había sostenido por activa y pasiva en los últimos años que jamás incluirían un motor turbo gasolina en sus modelos pequeños, es decir compactos y utilitarios. No en vano, la firma, haciendo gala de un marcado incoformismo técnico, ha apostado por lo que ellos denominan como rightsizing, en vez del recurrido downsizing. Es decir, ajustar lo máximo posible las relaciones de compresión para evitar reducir cilindradas y comprimir el aire de la admisión.

Con cambio automático y sólo tracción integral

Mazda 3 Skyactiv G Prueba 0327Mazda 3 Skyactiv G Prueba 0327

Entre los ingredientes de este Mazda3 se destaca el propulsor 2.5 Skyactiv-G Turbo que en el caso del compacto llega hasta los 230 CV y los 420 Nm de par, la tracción total i-Activ y un cambio automático secuencial de seis velocidades.

La firma nipona no anuncia cambios para el chasis o la suspensión, ni tampoco a nivel estético, manteniendo los mismos ingredientes que el resto de la familia Mazda3. En principio, sólo la variante hatchback (cinco puertas) del compacto recibirá este motor turboalimentado.

Así, y a priori, se confirma que no se trata de una variante deportiva, al estilo de otros compactos como el Golf GTI o el Hyundai i30 N, sino simplemente de la opción de mayor entrega del Mazda3, puesto que ocupaba hasta ahora la versión que montaba el revolucionario propulsor gasolina SKYACTIV-X de 180 CV.

Por el momento, Mazda sigue sin desvelar prestaciones de esta nueva versión. Quedamos a la espera de conocer más sobre este Mazda3 Turbo y, sobre todo, de conocer los planes de la marca en lo que respecta a los mercados en cuanto a comercialización.

En Motorpasión | Primer contacto con el CUPRA Formentor, en vídeo: hasta 310 CV de SUV 100% CUPRA con opción híbrida enchufable