OBS Studio 26 incluye un nuevo sistema de supresión de ruido y mejoras en la interfaz – MuyLinux

OBS Studio

OBS Studio 26 ya está entre nosotros para seguir haciendo las delicias de los profesionales del streaming y el screencasting. Además de ser una aplicación de referencia dentro su segmento, su código fuente está publicado bajo la licencia GPLv2, por lo que es además uno de los grandes orgullos del movimiento del software libre.

OBS Studio incluye bastantes novedades de interés que no tienen por qué llegar a todos los usuarios. De cara a todos los sistemas, se pueden destacar la adición de una barra de herramientas de fuente para un fácil acceso a los controles más relevantes, la cual se puede alternar a través del menú ‘Ver’; la adición de controles de medios para controlar la reproducción de fuentes de medios o VLC en la barra de herramientas cuando se selecciona una fuente multimedia, una fuente de VLC o una presentación; además de un nuevo método de supresión de ruido llamado RNNoise, que está basado en Inteligencia Artificial y debería mejorar los resultados empleando la voz.

Siguiendo con las novedades “genéricas” de OBS Studio 26, nos encontramos con la posibilidad de tomar pantallazos con una tecla de acceso rápido, la adición de un visor de registros, la adición de “una casilla de verificación de alternancia de porcentaje a los controles de volumen en las propiedades de audio avanzadas”, mejor soporte de captura de audio para los sistemas BSD, la posibilidad de desactivar el antialiasing para las fuentes de texto y “una opción de menú contextual al hacer clic con el botón derecho en los proyectores para hacer que un proyector específico siempre esté encima de otras ventanas.”

De entre las mejoras se pueden destacar el codificador QSV, que tendría que mejorar el rendimiento de OBS Studio en las gráficas de Intel; el incremento de la tasa de actualización de los medidores de nivel en el mezclador de audio de 30Hz a 60Hz para mejorar la suavidad y la capacidad de respuesta”; un nuevo “menú contextual con el botón derecho al hacer clic en los scripts para permitir abrir la ubicación del fichero del script o volver a cargar scripts específicos”; y la inclusión en NVENC de un aviso más amigable cuando se está usando un driver de NVIDIA obsoleto.

Después de abarcar algunos de los aspectos más interesantes que han llegado a todos, nos queda lo introducido exclusivamente en Linux. Para nuestro sistema favorito destacan cuatro correcciones para los siguientes problemas:

  • Uno que provocaba que la fuente del navegador pudiera fallar a la hora de buscar archivos.
  • Otro que afectaba a la característica “siempre en la parte superior”, la cual a veces no funcionaba con los proyectores.
  • La respuesta incorrecta a los controles de giro e inclinación en cámaras que usan V4L2.
  • La detección incorrecta del idioma utilizado en el sistema en algunos contextos.
  • El no funcionamiento de los controles de cámara en dispositivos de vídeo.

Entre otras características para GNU/Linux, una de las más deberían preocupar es el soporte de Wayland. Afortunadamente, Georges Stavracas, quien también contribuye al soporte de screencasting de GNOME, está avanzando hacia su meta de conseguir capturar una sesión de Wayland con OBS Studio, y es que el screencasting (que obviamente también abarca el streaming) se ha convertido en uno de los principales tendones de aquiles del servidor gráfico llamado a sustituir a Xorg.

OBS Studio 26 puede ser obtenido por los usuarios de Windows y macOS a partir de la web oficial del proyecto o de las notas de lanzamiento de la versión que nos ocupa. Para los usuarios de GNU/Linux la situación, como siempre, se vuelve más compleja, que no más difícil.

Los usuarios de distribuciones rolling release como Arch Linux solo tienen que esperar a que la actualización les llegue (si no lo ha hecho ya), los de Ubuntu pueden recurrir a esta PPA (la versión 26 ya está disponible) y los de Fedora pueden arriesgarse con lo ofrecido por RPMFusion (en estos momento sigue en la versión 25). De manera alternativa, los que no quieran lidiar con dependencias pueden tirar de las versiones Snap y Flatpak, las cuales no son oficiales.